Ciencias Gastronomía

Gastrotecnología: cuando la comida se reinventa

(A.Llorca – La Vanguardia, 26/12/14) – El desarrollo tecnológico de las últimas décadas ha modificado ámbitos tan variados de nuestra vida que abarcan desde la medicina, la telefonía, el transporte urbano hasta las comunicaciones. Incluso ha llegado a los fogones de grandes chefs y a las salas de los restaurantes más sofisticados; un mundo gastronómico caracterizado por la innovación y la curiosidad, que se reinventa gracias al avance de las nuevas técnicas.

Quioscos con pantalla táctil en los que realizar nuestros pedidos, tabletas de mesa que cumplen la misma función, robots con paladar y aplicaciones específicas de cada restaurante son quizás los casos más arraigados de esta realidad; una realidad que ha dejado atrás a términos como la esferificación, las deconstrucciones y la cocina molecular, tan futuristas antaño. Pero no son los únicos.

El último ganador del concurso Edison Challenge (cuyo objetivo reside en promover las ideas innovadoras que empleen la plataforma Intel) es, precisamente, un servilletero -iServilletero, así se llama– que brindaría al cliente la posibilidad de acceder directamente a la carta, realizar pedidos y pagar con el smartphone gracias a la inclusión de una pantalla táctil en el diseño tradicional.

Entre los restaurantes destaca el Roller Coaster, abierto hace menos de dos meses en Abu Dhabi; y donde el comensal, tras realizar la comanda a través de una pantalla, la recibe gracias a un sistema de “montaña rusa”, unos rieles por donde la comida circula en envases cerrados.

Al margen de los locales, el proceso culinario en sí mismo también se beneficia de los dispositivos. Las Google Glass –cuyo lanzamiento está previsto para el 2016– ya cuentan con su propio canal de cocina. Las impresoras en 3D tampoco se quedan atrás, pues harán realidad el alumbramiento de texturas, sabores y formas hasta ahora, imposibles. Investigadores de la Universidad de Cornell (Nueva York) y del MIT están trabajando en una que incluiría tintas comestibles que rociarían los ingredientes, una idea que se enmarca en el proyecto Fab@home. Otra iniciativa similar la desarrolla la compañía Top Seeds.

Algunos expertos sitúan el futuro más inmediato de la gastrotecnología en el uso de las técnicas de reconocimiento facial –que personalizarían lo que se le ofrece a cada cliente en función de sus elecciones anteriores–, el GPS –para no perder tiempo localizando la mesa–, y los drones inteligentes –que permitirían servir los platos rápidamente sin necesidad de camareros pero que también acabarían con la calidez de trato personal–. Conjugar acertadamente todas estas cuestiones constituye el verdadero reto.

Original source: http://www.lavanguardia.com/tecnologia/moviles-dispositivos/20141226/54422138739/gastrotecnologia-comida.html

Suscríbete a nuestro canal

Onda International Facebook page