Internaciónal

Disturbios en Baltimore por la muerte de un hombre detenido

(T.Foreman Jr., A.L.Myers – El Nuevo Herald, 28/04/15) – Agitadores hicieron caer en el caos una parte de Baltimore el lunes, incendiaron una farmacia y varios vehículos policiales y lanzaron ladrillos contra los agentes horas después que miles de personas asistieran a los funerales de un hombre que murió de una severa lesión vertebral bajo custodia de la policía.

El gobernador declaró estado de emergencia y llamó a la Guardia Nacional para restaurar el orden — pero las autoridades seguían intentando controlar puntos donde se registraban disturbios pasada la medianoche.

Los incidentes comenzaron en la parte oeste de Baltimore — a una milla de donde Freddie Gray fue arrestado y empujado al interior de una camioneta policial a principios de mes — pero al final del día se habían extendido a la zona este de la ciudad y a vecindarios cercanos al centro y al estadio de béisbol.

La secretaria federal de Justicia, Loretta Lynch, en su primer día en el cargo, dijo que enviará a la ciudad a autoridades del Departamento de Justicia en los próximos días. Se impuso un toque de queda diario durante una semana, a partir del martes entre las 10 p.m. y las 5 a.m., informó la alcaldesa, y las escuelas públicas de la ciudad anunciaron que permanecerían cerradas el martes. Al menos 15 agentes resultaron heridos, incluyendo seis que seguían hospitalizados el lunes por la noche, apuntó la policía. Dos docenas de personas fueron arrestadas.

Policías equipados con cascos y escudos ocasionalmente rociaron con gas pimienta a los manifestantes. Sin embargo, durante gran parte de los disturbios, formaron en líneas para contener a los manifestantes.

Los incidentes del lunes son los más recientes provocados por la misteriosa muerte de Freddie Gray, cuyo fatal encuentro con los oficiales se produjo en medio de un debate nacional sobre el uso que los agentes hacen de la fuerza, especialmente cuando se trata de sospechosos negros. Gray era afroamericano. La policía se ha negado a especificar las razas de los seis oficiales que estuvieron involucrados en su arresto, todos ellos suspendidos con sueldo mientras se realiza la investigación.

Pero la familia de Gray dijo que la violencia no es la forma de recordarlo.

“Creo que la violencia está mal”, dijo la hermana gemela del fallecido, Fredericka Gray, el lunes por la noche. “No me gusta nada”.

El abogado de la familia, Billy Murphy, dijo que esperaban organizar una marcha pacífica más tarde esta semana.

Las autoridades de emergencia constantemente eran superadas en número durante sus intentos de restaurar la calma. Los bomberos que intentaron apagar un incendio en una farmacia CVS vieron obstaculizados sus esfuerzos luego de que alguien abrió agujeros en la manguera conectada a la toma de agua, salpicando toda la calle y los edificios cercanos. El lunes por la noche, el portavoz de la alcaldía, Kevin Harris, confirmó que un gran incendio en el este de la ciudad también estaba vinculado con los disturbios. Más tarde envió un mensaje de texto a un periodista de AP diciendo que los funcionarios seguían investigando si había una conexión.

EL Centro de Transformación Mary Harvin estaba en construcción y no se creía que hubiera alguien en el lugar al momento de comenzar el fuego, apuntó Harris. En internet se describe el centro como una organización basada en la comunidad que apoya a jóvenes y familias.

Kevin Johnson, un residente en la zona de 53 años, dijo que el inmueble iba a destinarse a los mayores. Donte Hickman, pastor en una iglesia baptista que había ayudado a la creación del centro, derramó lágrimas mientras dirigía un grupo de oración cerca de los bomberos que luchaban contra el fuego.

“Mi corazón está roto porque alguien obviamente no entendió que estamos aquí para la comunidad, porque alguien no entendió que estamos aquí trabajando en beneficio de la comunidad para invertir cuando nadie más lo haría”, dijo.

Antes el lunes, el olor a neumáticos quemados se esparció en el aire de un vecindario donde jóvenes saqueaban una licorería. La policía observó de cerca mientras las personas bebían el alcohol robado. Las calles estaban llenas de basura y cristales, y se localizaron cinco pequeños incendios. Una persona intentó gritar con un megáfono desde una iglesia, mientras dos automóviles se quemaban.

“Muchas personas han pasado generaciones construyendo esta ciudad para que sea destruida por vándalos, que de una manera por demás insensible, intentan destruir todo por lo que hemos peleado, derribando negocios, y destruyendo propiedades, cosas que sabemos pueden afectar a nuestra comunidad durante años”, comentó la alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake.

La policía pidió a sus padres que localizaran a sus hijos y los llevaran a casa. Muchas de las personas en las calles parecían jóvenes afroamericanos, con mochilas y pantalones kaki que son parte de los uniformes de muchas escuelas públicas de la zona.

También el lunes, varios robaron prensas de ropa y otros artículos de un centro comercial que quedó desprotegido cuando la policía tuvo que trasladarse a otra zona. Unas tres docenas de agentes regresaron, intentando detener a los asaltantes disparando armas de perdigones y balas de goma.

Gray fue arrestado el 12 de abril tras establecer contacto visual con agentes y salir corriendo, dijo la policía. Fue reducido, esposado y metido en una camioneta sin cinturón de seguridad. Luego de enfurecerse una vez que estaba dentro del vehículo se le pusieron esposas también en los pies.

Pidió asistencia médica varias veces incluso antes de entrar en el auto policial, pero los paramédicos no recibieron la llamada gasta después de un viaje de 30 minutos. La policía ha reconocido que el joven debió ser asistido en el lugar donde fue arrestado, pero no explicaron cómo se lesionó la médula. Falleció el 19 de abril.

Original source: http://www.elnuevoherald.com/noticias/estados-unidos/article19782807.html

Suscríbete a nuestro canal

Onda International Facebook page