International

Bangladés y camarones

(Misna, 14/08/15) – Desde 1980 la fuerte demanda de camarones a precio económico en Europa y los Estados Unidos ha impulsado el crecimiento de la Shrimp Industry (la Industria del Camarón) en Bangladés. Este país es uno de los diez mayores exportadores mundiales de camarones, y después de la industria de la vestimenta, este es el segundo rubro de ingresos en divisas extranjeras del país, generando el 4% del Producto Bruto Interno. Millones de personas de las fajas más pobres de las comunidades costeras viven de la cría de camarones. Sin embargo, a pesar de que sea una industria lucrativa, poco ha hecho por reducir la pobreza, el hambre y para promover el desarrollo.

Para muchos que viven en el sur del país, los criaderos de camarones han destruido el sistema agrario tradicional y el medio ambiente. A causa de la mayor salinidad, las plantas no crecen, las vacas y las cabras no encuentran hierba, las cabañas de tierra o chapa se deterioran de prisa, y muchos sufren de enfermedades como diarrea, disentería y enfermedades de la piel. Par la mayoría de los habitantes de las aldeas costeras, la vida sigue siendo dura e incierta.

Reznur Rahman es investigador de Nijera Kori, una organización no gubernamental con sede en Dacca que trabaja por los derechos de los trabajadores. Según él “desde el comienzo hasta hoy la industria de los camarones no ha sido casi reglamentada y ha estado llena de conflictos humanos y ambientales. Las grandes empresas implicadas en el sector han comprado, muchas veces por la fuerza, o alquilado terrenos de los campesinos costeros. Ha habido decenas de casos de enfrentamientos y de muertes. Jamás fueron noticia porque los propietarios de las empresas camaroneras son política y financieramente influyentes. (…) Hemos tratado de sindicalizar a los trabajadores, pero no lo hemos logrado en medio de la fuerte resistencia de las empresas. Además, el gobierno ha declarado que la industria del camarón es muy importante para el país y se tomarán medidas para castigar a quienes intenten causar disturbios en el sector. La cría de camarones –concluye Rahman– significa una gran fortuna para un puñado de personas, pero un desastre para millones”.
Original source: http://www.misna.org/es/economia-y-politica/camarones-fortuna-para-pocos-miseria-para-muchos-14-08-2015-813.html