International

La Navidad, una celebración que trasciende su sentido religioso

(Telam, 24/12/14) – El padre Javier Klajner, párroco de Madre de Dios, iglesia ubicada en Avenida Escalada 2350, en el barrio porteño de Lugano, indicó que la Navidad “habla de un sentimiento profundo, de la vida nueva, de un deseo de paz, de renovar el corazón y desde el lugar religioso. Se agrega la llegada de Dios que viene con la sencillez de lo cotidiano, que se acerca a nuestra vida en algo tan simple como un niño”.

“Pero lo más importante es descubrir qué es lo que nos van dejando las fiestas. Si uno se pone a pensar, normalmente para muchos la Navidad es un encuentro de la familia mientras que el Año Nuevo es de amigos”, señaló.

En sintonía, el párroco de San Cayetano, Fabián Báez, expresó que “desde el punto de vista religioso la Navidad es el encuentro del hombre con el amor, se celebra que no estamos a la deriva, sino que Dios se hace uno de nosotros y está con nosotros” pero añadió que tiene una arista social “que es el encuentro de la familia, es la fiesta de congregarse alrededor de una mesa, del encuentro, que es lo que da sentido a la vida”.

“Vos sos feliz según la intensidad y la profundidad de los encuentros en la vida. Tener ciertas cosas ayuda a un bienestar general, pero lo que hace feliz y pleno es la intensidad y la profundidad de tus encuentros”, completó.

En ese sentido, Klajner resaltó que las celebraciones “hacen a todos muy parecidos porque para encontrarse con la familia y estar juntos, con poco o mucho se puede lograr”.

Sobre esto el párroco se refirió a la solidaridad que generan las fiestas y los ejemplificó con lo que ocurrirá en la iglesia de Lugano donde, tras la celebración de la misa, se invita a la comunidad a quedarse a comer: “Algunas familias incluso traen su comida porque es una mesa grande no necesariamente para quien no tenga qué comer, sino con la idea que nadie pase solo la Nochebuena”.

Serán las segundas navidades desde que Francisco es Papa, lo que generó un sentimiento religioso y de ayuda al prójimo más profundo.

La llegada del argentino como cabeza de la Iglesia católica llevó a que “a muchos, que por decirlo de una forma, ‘estaban medio dormidos’, se les despertó un deseo de compartir, de celebrar, estar con otros, que significó en una participación más activa de algunas celebraciones”, explicó el padre Klajner.

“Me parece que el pueblo argentino, sobre todo los sectores más humildes, encuentra en el Papa un mensaje que los representa y les da esperanza. Desde la llegada de Francisco no sé si hay una mayor participación pero sí una mayor apertura interior en todos los sectores hacia lo esencial de la Iglesia que es el Evangelio de Cristo, que nos manda a vivir en el amor y a dar la vida por los pobres”, complementó Báez.

Sobre el por qué se festeja la Navidad el 25 de diciembre, ambos religiosos explicaron que no hay pruebas que ese es el día del nacimiento de Jesucristo “sino que se plantea un momento determinado para unificar criterios, porque sino cada uno la celebraría por su lado”.

“No hay certeza, pero no importa tanto el día sino el hecho que está detrás”, manifestaron.

Sobre el árbol, junto al pesebre parte de la simbología de la fiesta, coincidieron en manifestar que “se trata de un signo que representa la vida, que tiene que ver con el hemisferio norte, a como en un momento de un invierno crudo, como se vive en esta fecha, la vida va a surgir igual”.

En cuanto al mensaje navideño para este año, el padre Klajner invitó a la comunidad “a acercarse a la realidad de los demás para darles una vida nueva, a contagiarse de la vida que da Dios”.

“El mensaje es imitar a ese Dios que no hace alarde de su grandeza sino que elige el último lugar para estar con los más pobres y los más necesitados”, dijo por su parte el padre Báez que citó al papa Francisco en la idea de ‘primerear’ al servicio de quienes están más necesitados.

Los creyentes podrán asistir mañana a las 21 a la misa solemne de Nochebuena que será presidida en la Catedral Metropolitana por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli.

La celebración lleva por lema “Belén: Cuna del amor en familia” y tiene por objetivo rescatar el sentido “religioso, cristiano y solidario de la Navidad”, precisó la Agencia Informativa Católica Argentina.

Original source: http://www.telam.com.ar/notas/201412/89871-navidad-parrocos-papa-francisco.html