Navarra

Los colegios claretianos de Navarra y Euskadi se unen

Los colegios claretianos de Navarra y Euskadi se unen (Onda International Newspaper, 03/06/16) – Los colegios de los Misioneros Claretianos de la provincia de Euskal Herria, que comprende la Comunidad Autónoma del País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra, se unirán a partir del próximo curso en un solo grupo y con un mismo programa educativo. De esta forma, el vizcaíno Askartza Claret, el guipuzcoano Mariaren Bihotza y el navarro Cardenal Larraona, pasarán a formar parte del grupo Claret, pasando a denominarse Claret Askartza, Claret Ikastola y Claret Larraona respectivamente. A este grupo se une, además, el colegio mayor Larraona de Pamplona.
El objetivo principal de esta agrupación es reforzar el perfil de salida de los alumnos de estos centros, unos 3.500 en total, basado en el ideario claretiano, y haciendo hincapié en el desarrollo personal y profesional de los estudiantes. Así, la integración de los colegios bajo un mismo programa educativo permitirá a los centros aprovechar las fortalezas de cada uno de ellos en su beneficio, compartir experiencias y centralizar, agilizando así, muchas de las tareas administrativas. “Partimos de la base de que los tres colegios comparten alma y de que la unión hace la fuerza, y creemos que esta unión nos va a ayudar a construir una estructura y una imagen más sólida para cada uno de ellos, y por supuesto para la congregación”, señala Aitor Kamiruaga, director general de los colegios de Claret Euskal Herria.
En concreto, el Programa Educativo Claret (PEC) se fundamenta en tres pilares: el desarrollo personal y profesional del alumno, el desarrollo social comprometido, y el desarrollo trascendental o espiritual en la fe cristiana y los principios claretianos. “El PEC contiene el desarrollo e indicadores del perfil de salida de nuestros estudiantes, así como los principios psicopedagógicos básicos que dinamizan nuestra propuesta educativa”.
En cuanto a la metodología, el PEC contempla la utilización de principios pedagógicos que fomenten el desarrollo de los alumnos en los tres ámbitos, convirtiendo al alumno en el protagonista de su propia educación. Principios como el modelo de aprendizaje de Piaget, las propuestas de metacognición de Flavell o el aprendizaje experiencial de Montessori y los idearios de la UNESCO en al campo del aprendizaje; el método dialógico de Vygotsky, Habermars y otros, el aprendizaje cooperativo de Dewey, Kagan y los Johnson & Johnson en el ámbito del trabajo en grupo; o la concientización y la educación como esperanza y el sueño de Freire, el aprendizaje como servicio social de Dewey y James y la importancia de la familia en la educación desde el punto de vista de la legislación en el ámbito de la conexión de los alumnos con la sociedad.
No obstante, la propuesta del PEC apuesta por la diversidad de metodologías aplicando en cada situación el método educativo que mejor se adapte a las necesidades de los estudiantes, siempre partiendo de un modelo en el que el alumno es el protagonista y con el objetivo de que éste pueda desarrollarse al máximo.
El profesorado de sendos centros claretianos también se va a ver beneficiado por esta agrupación. Además de compartir e intercambiar sus propias experiencias y los resultados de las metodologías aplicadas, los docentes realizarán acciones formativas conjuntas y podrían asimismo aprender unos de otros, lo que redundará finalmente en el beneficio del desarrollo de los alumnos.
Identidad corporativa
Por otra parte, la agrupación de los colegios conllevará asimismo todo un cambio en la identidad corporativa de los centros, compartiendo ahora, no sólo el apellido Claret en su nombre, sino también el logotipo y toda una imagen común. “Hemos querido que fuese un logotipo sencillo, alegre y dinámico, como corresponde a nuestro estilo evangelizador y educativo”, indica Kamiruaga.

Subscribe to our channel