Cultura Navarra

Navarra homenajea a la Maestra y Compositora Emiliana de Zubeldía

Navarra homenajea a la Maestra y Compositora Emiliana de Zubeldía(Onda International, 26/02/16) – La maestra Emiliana de Zubeldía (1888-1987), será homenajeada en su país natal, con varios conciertos en diversas ciudades de España, a cargo de la soprano mexicana Elena Rivera y el pianista español Jorge Robaina, titulado “Canciones de Emiliana de Zubeldia”.

La soprano Elena Rivera y el pianista Jorge Robaina interpretan en este concierto, que es fruto del convenio de colaboración firmado en el 2015 entre el Gobierno de Navarra y la Fundación Emiliana de Zubeldia, entidades que vienen colaborando desde hace años para promover, rescatar y difundir la obra de la compositora navarra, creada en 2007 en Hermosillo (Sonora, México), lugar donde Emiliana
de Zubeldía vivió los últimos 40 años de su vida.

El primer concierto se llevó a cabo el pasado 26 de febrero, en el Auditorio de Ciudad de la Música de Pamplona, con apoyo del IMCA, la Fundación Emiliana de Zubeldía y el Gobierno de Navarra. Las siguientes presentaciones serán el 29 de febrero, en el Teatro de laEscuela Superior de Canto de Madrid; el 2 de marzo en el Teatro Calderón, en Granada; el 4 de marzo en el Teatro Cervantes, de Málaga y el 5 de marzo en el Teatro Círculo del Liceu, en Barcelona.

El Programa de los conciertos tiene como titulo “Canciones de Emiliana Zubeldía” y estás serán las obras que interpretarán:

Seis canciones populares españolas:
Berceuse, Guajira, Zortziko, Coplas Gitanas, Jota, La Gitanilla París, 1927

Asturiana
París,1926

Obras de folklore español armonizadas para piano por Emiliana de Zubeldía
La villorando (canción montañesa de despedida)
El clavel (romancillo de ronda)
Tengo cuatro pañuelucos
México, 1947

Canciones de la colección “Poetas en América”
La niña de Guatemala (poema de José Martí)
Nanas (poema de Carmelina Vizcarrondo)
Yumurí (poema de Ellen McGrath de Galván)
Mañanita alegre (poema de Carmelina Vizcarrondo)
Canciones con poemas de Ana Mairena

Canciones inéditas
El primer día
Perdí mi canica
Que soy blanca rosa
¡Ay, que no soy!
Emiliana de Zubeldía e Inda (6 de diciembre de 1888 – 26 de mayo de 1987)

Nace en Salinas de Oro (Navarra) el 6 de diciembre de 1888. Comienza sus estudios musicales en Pamplona y los continúa en Madrid y París.
El París que vivió Emiliana en los años veinte, recogía los frutos del movimiento innovador de la primera década, sus actuaciones en los círculos artísticos más selectos de esa urbe, como el Caméléon y la Revue Musicale, en los que confluían todas las inquietudes modernas a sus composiciones más recientes como un cuaderno de melodías españolas y vascas, otro de armonizaciones de melodías populares japonesas, piezas para violoncello y piano.
Ejerce como profesora de piano en Pamplona, pero a partir de 1928 viaja por distintos países de América y se asienta en Nueva York.
Antes de dar inicio a la revuelta militar argentina de 1930, y con el respaldo económico que le significaron los exitosos conciertos, dirigió un Festival de Música Vasca en Buenos Aires. Recomendada por la comunidad vasca de Buenos Aires, Emiliana acudió en Nueva York a los PP. Capuchinos que administraban la Euskal-Etxea y se alojó en el Club de la American Women Association (AWA Club).

Cuando Nueva York conoció a Augusto Novaro (México 1891-1960), genio creador e investigador infatigable de los principios acústicos, científico del arte musical, de la armonía clásica, de la afinación y sonoridad de los instrumentos musicales. Su tesis partía de la premisa de que no existía en la música occidental, una base satisfactoria y seria para formar los acordes.
Emiliana quedó arrobada por la facilidad con que el maestro explicaba aquella tremenda complejidad de “sencilleces” aglomeradas en su teoría,a partir de ese momento, se dedicó en cuerpo y alma a estudiarla. Antes de finalizar un año ya había armonizado una serie de danzas vascas a dos pianos aplicando la “Teoría de Novaro”.

En 1937 se traslada a la ciudad de México y diez años más tarde se establece en Hermosillo, capital del Estado de Sonora (México), donde trabaja como maestra de solfeo,historia de la música y piano, dirige la Escuela de Música de la Universidad y es directora del Coro Universitario.

La corriente impresionista se refleja también en numerosas obras de Emiliana, aunque también se hacen presentes las propuestas musicales de vanguardia del París de los años 20. No obstante, quien satisface más ampliamente su búsqueda de sonoridades nuevas y formas de expresión más libres y amplias fué Augusto Novaro. Emiliana asimila el espíritu de los tiempos y los lugares por donde va pasando y los transforma en música con características propias. Sus obras tienen su propia personalidad y la pureza de líneas melódicas sin ornatos superfluos.

En las obras basadas en la Teoría de Novaro, se percibe una clara complejidad armónica, pero siempre con la tendencia esencial de Zubeldía de utilizar el mínimo de recursos para obtener un máximo de efectividad expresiva y estética.

Fallece en Hermosillo en 1987, casi a los cien años, tras realizar una ingente labor en todos los terrenos de la actividad musical.

Ref.: http://www.emilianadezubeldia.uson.mx

Suscríbete a nuestro canal

Onda International Facebook page