COVID-19 Ideas

Confinamiento y conspiraciones

Confinamiento y conspiraciones

(Angelo Cacciola Donati, Onda International, 25/03/20) – En estos tiempos oscuros y difíciles de confinamiento, a menudo nos dejamos abrumar por la angustia y nos sentimos atraídos por diferentes teorías de conspiración, descuidando nuestra vida real. A raíz de las muchas series de televisión que vemos, buscamos a los culpables entre los chinos o los estadounidenses y, por qué no, entre los iraníes y los coreanos.

Nunca he estado encerrado en una cárcel, pero mucho me contaron sobre la vida que tiene lugar detrás de las rejas y cómo los presos logran soportar condenas más o menos largas. O simplemente piense en los conventos de las diversas religiones, donde los monjes a menudo pasan su existencia dentro de los muros del claustro.  En ambas situaciones, la actividad, manual o intelectual o artística, es de fundamental importancia. Imaginen a un prisionero, o a un monje, que pase sus días desentrañando las tramas o vocaciones que lo han llevado a donde está.

Es necesario adaptarse a las nuevas condiciones de vida y, quizás, aprovechar la situación que se ha creado para leer ese libro que lleva años esperando, pintar como lo hizo cuando era niño, tocar la guitarra, hacer ese complicado pastel o jugar con su hija, después de tantos aplazamientos. Esta es la nueva y sin precedentes condición de existencia que compartimos con otros miles de millones de personas. también encerrados en sus casas, cuando la tienen. Dejemos de un lado las conspiraciones hasta cuando todo termine, ¡así que tal vez podamos incluso salir a la calle a protestar y enojarnos un poco! Por ahora, a menos que podamos conseguir que los correos electrónicos se materialicen en la cara de alguien, creo que hay muy poco que se pueda hacer.

Our best book

YouTube Channel

Send this to a friend