(F.Jáuregui – Cel Fosc, 19/07/19) – La comarca de Pamplona se halla dentro de una enorme campana de luz visible desde decenas de kilómetros a la redonda. Este hecho se está agravando de manera notable en los últimos años, debido a la creciente demanda de viviendas unifamiliares en los alrededores de la ciudad que extienden y amplían la mancha de luz más allá incluso de las montañas que rodean la comarca. Incluso en los mapas de luminosidad artificial del cielo de Cinzano y Falchi de 1997, aparece el color blanco en Pamplona (luminosidad del cielo nocturno 27 veces superior a la luminosidad natural), ¡algo que no se aprecia en ninguna ciudad de Alemania!

Cizur
Dos arcos de luz cruzan la rotonda de entrada Sur-Oeste de Pamplona a la altura de la localidad de Cizur Mayor. Le acompañan sendas barandillas luminosas (a la altura de los ojos en la rotonda elevada) y cientos de farolas en el centro y a ambos lados de la autovía.

Barañáin
Calle peatonal de Barañáin, localidad situada al lado de Pamplona en la que se ven las hileras de farolas tipo globo y su efecto en la iluminación de la calle y de las casas.

Barañáin
Un plaza peatonal de la misma zona que la imagen anterior. Aquí se aprecia cómo las farolas tipo globo producen intrusión lumínica en los hogares particulares.

F.Jáuregui – Cel Fosc, Contaminación lumínica en Navarra