Books

Nerea Mujika y la Durangoko Azoka

Nerea Mujika y la Durangoko Azoka

(N.Velez – EITB – 09/12/2018) – Cuando solo restan horas para el final de la quincuagésima tercera edición de la Feria de Durango, la presidenta de la asociación Gerediaga, Nerea Mujika, tiene una “magnífica impresión” de lo acontecido en los primeros cuatro días del encuentro cultural.

“Hemos visto a mucha gente paseando con bolsas, después de haber comprado, y, sin ir más lejos, ayer se agotaron las entradas en Szenatokia y en Irudienea, donde se preesetrenó “Soinujolearen semea”, y la Sala Principal de Landako también ha estado llena en muchos momentos. Además, ha habido colas importantes en Ahotsenea, tanto para los conciertos como para las charlas”.

Nerea Mujika se congratula, además, de que “la ruta de los visitantes se ha ido ampliando”: “Antes, había público que solo participaba, casi por inercia, en aquello que era de su inmediato interés: los aficionados a la música en directo iban a Ahotsenea, aquellos a los que le gusta el teatro a Szenatokia, otros solo hacían la visita de rigor por los stands de Landako… Pero creo que eso está cambiando, y que la gente hace tanto el recorrido desde Landako hacia otros espacios como el contrario”.

“Maravillosa arnormalidad”
Cuestionada por esa frase que dice que la Feria de Durango supone un “oasis” en el “desértico” panorama de la cultura vasca, Mujika cree que esa pregunta pudiera ser más adecuada para los creadores, pero opina que la Azoka supone una “maravillosa anormalidad”: “Creo que lo que vivimos aquí estos días puede tener continuidad durante el resto del año. Alguien que ayer vio a Miren Gaztañaga en Szenatokia pudiera seguir su trabajo durante todo el año, y quien viera ayer “Soinujolearen semea” pudiera volver a verla cuando se estrene en los cines esta primavera”.

Los vendedores, “satisfechos”
Anjel Valdés, responsable de Elkar Musika, se ha mostrado “contento” con lo vendido durante los cuatro primeros días de la Feria: “Hemos vendido todas las copias que trajimos de la caja con la discografía completa de Mikel Laboa. Se podrá comprar en las tiendas, pero me parece notable que un producto así venda todas sus copias en la Azoka. La gente cada vez compra más para hacer regalos”, ha explicado.

Ritxi Aizpuru, de la discográfica Baga Biga, explica que “la Azoka supone un paréntesis en el desarrollo de la venta de discos, y diría que solo en la Azoka se mantiene el volumen de venta. El más vendido en nuestro stand ha sido el disco de Hesian, y también se han vendido bien el nuevo disco de Modus Operandi y, a pesar de no ser una novedad, el disco en directo de En Tol Sarmiento.

En el ámbito de la literatura, Pello Elzaburu (Pamiela) comenta que la Azoka ha ido “genial”: “En general, he percibido más alegría en el público, y todo se ha desarrollado de una manera muy regular, sin excesivos bajones de gente”. Lo más vendido en su stand ha sido el dietario de Sarrionandia, aunque Elzaburu también nos ha explicado un curioso detalle, y es que la venta de la novela “Soinujolearen semea”, de Bernardo Atxaga, ha vivido un incremento notable debido al preestreno ayer de la película basada en su historia.

N.Velez – EITB, Nerea Mujika: ‘El visitante de la Azoka ha ampliado su recorrido’