(Navarra.es, 26/06/20) – La Presidenta de Navarra, María Chivite, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, han lanzado hoy un mensaje unívoco pidiendo a la ciudadanía responsabilidad ante la suspensión de las fiestas de San Fermín de este año y los rumores que hablan de celebraciones alternativas. Ambas autoridades han insistido en la necesidad de proteger la salud pública y han instado a la ciudadanía a convertir a Pamplona en un ejemplo global “de prevención y conciencia social”, dado que la ciudad estará en el punto de mira internacional los días 6 y 7 de julio, tal y como ha resaltado la Presidenta.

María Chivite y Enrique Maya, acompañados por la consejera de Salud, Santos Induráin, y el concejal de Seguridad Ciudadana de Pamplona, Javier Labairu, han recibido hoy a los medios de comunicación en un encuentro informativo en el que han señalado que su “preocupación fundamental” es garantizar en la medida de lo posible la salud de la ciudadanía. Por ello, la Presidenta ha recalcado que el objetivo de estos días es “lograr que sean lo más parecido posible a otro día cualquiera”.

En este sentido, la Presidenta ha recalcado que el Gobierno, como tal, no puede decretar la prohibición de las fiestas, puesto que es competencia municipal. “Pero entendemos que nuestra responsabilidad debe ser acompañar a Pamplona en el refuerzo a su decisión, desde la perspectiva de la salud pública y la protección a las personas más vulnerables”, ha destacado, al tiempo que ha añadido que “lo mejor que podemos hacer estos sanfermines es guardar la energía y la ilusión para la próxima edición”.

Rechazo a los actos paralelos
Con el anuncio de la suspensión de las fiestas de San Fermín, el Ayuntamiento de Pamplona canceló también todos los actos oficiales y, ahora, ambas instituciones han pedido, además, no organizar ningún acto paralelo. Petición a la que se han sumado la Federación de Peñas y diversos colectivos como la hostelería.

De hecho, el alcalde Maya ha hecho público varios encuentros mantenidos con el Departamento de Salud, DYA y Cruz Roja, con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y con las asociaciones de hostelería, “en las que todos, sin excepción, nos han transmitido una cierta preocupación por lo que pueda ocurrir el día 6”.

Precisamente para evitar aglomeraciones y encuentros multitudinarios que puedan provocar una propagación del COVID-19, el Ayuntamiento ha adoptado una serie de medidas como la prohibición de instalar mesas en la calle para la celebración de almuerzos populares y establecer un aforo máximo para la plaza Consistorial y la Plaza del Castillo en las horas previas a las 12 del mediodía. “Así conseguiremos, por un lado, reducir el riesgo de contagios y, por otro, evitar escenas de multitudes que dañarían la imagen de Pamplona”, ha destacado el alcalde. A ello se sumará la prohibición de que los bares y restaurantes prolonguen su horario más allá de la hora establecida, al tratarse el día 6 de un día laborable, y la solicitud de evitar música sanferminera a todo volumen. “En definitiva, hemos solicitado a los bares que eviten todo aquello que pueda trasladar a los clientes que este 6 de julio es como otros 6 de julio. Porque, desgraciadamente, no lo es ni lo debe ser”, ha señalado.

En esta línea de actuaciones, tampoco se va a reforzar el servicio de transporte urbano ni el de limpiezas, como sí ocurría en años anteriores durante estos días festivos.

“No podemos relajarnos”
La nueva normalidad en la que se encuentra Navarra no está libre del riesgo de un aumento de casos, como ha quedado patente en los últimos días. Por ello, la Presidenta ha pedido cautela. “Todos estamos expuestos al virus. Todos somos susceptibles de contagiarnos y de enfermar. Que uno tenga a priori menos posibilidades de desarrollar síntomas o de enfermar de gravedad no significa que no deba actuar con las medidas de distancia física e higiene recomendadas”, ha advertido. Entre ellas, la distancia de 1,5 metros, objeto de la campaña de concienciación que ha lanzado el Ejecutivo foral y a la que se han sumado medio centenar de municipios.

“Hasta que no exista una vacuna y un tratamiento, tenemos que convivir con el virus”, ha recordado la Presidenta, al tiempo que incidía en que “no podemos relajarnos”. Precisamente por ello ha pedido a la ciudadanía “asumir que nuestra forma de hacer las cosas cotidianas no puede ser la misma y que debe regirse por estas reglas de juego que son distintas a las habituales”. Y entre esas cosas están las fiestas, “que por definición suponen juntarse, compartir comida y bebida, cantar, hablar, estar en sitios cerrados con mucha gente…”, ha detallado Chivite, para después añadir: “Todo eso es lo que no se debe hacer y por eso tenemos que asumir que ahora no es el momento de celebrar fiestas ni eventos que se vivan de esa manera”. No obstante, la Presidenta también ha recordado que hay muchas formas de celebrar al recalcar que “el ocio y la afectividad son compatibles con la distancia física”.

Recomendaciones para prevenir contagios
El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona recuerdan las recomendaciones básicas para la prevención de contagios de COVID-19 como evitar las zonas con aglomeraciones; guardar la distancia y si no se puede, usar mascarilla; lavarse frecuentemente las manos y durante un minuto con jabón o gel hidroalcohólico, y respetar el aforo indicado en cada establecimiento. También insisten en que no son días para celebraciones en grupo ni saludos efusivos y que siendo responsables se pueden salvar muchas vidas. Finalmente, si se tienen síntomas compatibles con el coronavirus (fiebre, tos, dificultad respiratoria, pérdida de olfato o del gusto, diarrea, dolor de garganta o dolores musculares no habituales o sin causa conocida) es necesario aislarse en su domicilio y llamar rápidamente al centro de salud, o fuera de su horario de apertura al teléfono 948 290 290.

Tanto la Presidenta como el alcalde han coincidido en agradecer a los distintos colectivos su apoyo en esta labor de concienciación, aún cuando no abrir en estas fechas supone un perjuicio económico importante. “Sabemos que también para quienes son parte nuclear de la fiesta, para quienes incluso pueden perder negocio, no es fácil dar el paso. Por eso valoramos especialmente ese sentido de la responsabilidad y ese esfuerzo que sabemos supone tener que renunciar a las mejores fiestas del mundo”, ha agradecido María Chivite.

Enrique Maya, quien se ha sumado a este agradecimiento, ha solicitado también la colaboración de los medios de comunicación para trasladar este mensaje de prudencia: “Nos estamos jugando mucho. Sería tremendo que hubiera un rebrote a causa de la irresponsabilidad de unos cuantos. Nosotros vamos a hacer todo lo que está en nuestra mano para tratar de evitar que se produzcan situaciones de riesgos. Pero la última palabra, lógicamente, la tiene la gente. Por eso os pedimos que hagáis llegar el mensaje de que reine el sentido común, que todos seamos responsables”.

Navarra.es, El Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona hacen un llamamiento conjunto a la responsabilidad ciudadana ante la suspensión de los Sanfermines

FOLLOW US

YOUTUBE

Onda Facebook

YouTube Channel

Advertisement